Oratorio del Santo Niño del Remedio
Inicio / Oratorio del Sto. Niño del Remadio

Oratorio del Santo Niño del Remedio

El oratorio fue construido en 1917 sobre el solar de la antigua iglesia del Hospital de Santa Catalina de los Donados, fundado en 1460 por Pedro Fernández de Lorca, tesorero del rey Juan II y secretario de Enrique IV, con la función de atender a doce hombres ancianos inválidos.

El nombre de “donados” le viene de la vestimenta que llevaban los doce ancianos, y que era la destinada a las personas que habiendo entrado en una orden religiosa no habían profesado. Estuvo bajo el patronato del prior de San Jerónimo del Escorial.

El Hospital estuvo en funcionamiento hasta que en 1856 fue transformado en Hospital de Ciegos dependiente de la beneficencia provincial, trasladándose en 1889 a Vista Alegre.

Demolido el 24 de diciembre de 1893, en su lugar se construyó en 1917 el oratorio actual, una pequeña capilla compuesta de tres cuerpos. En su interior se encuentra la imagen del Santo Niño del Remedio.

La talla del Santo Niño del Remedio celebró el año 1998 el primer centenario de su culto público.

La Imagen del Santo Niño es de finales del siglo XVI. Pero el culto público, la primera novena celebrada ante la talla, fue en Agosto de 1898.

La devoción popular del Santo Niño del Remedio se remonta por tanto a finales del siglo XIX en torno a la imagen del Santo Niño, una talla de niño de piedad, que comenzó a atraer a muchos fieles que ponían a sus pies las necesidades, espirituales y materiales que tenían.

El nombre mismo de "Remedio" caracteriza la piedad que en torno a la imagen se desarrolla. En el Santo Niño se ve a quien es remedio de todos los males, y se busca en él acogida, misericordia y consuelo.

Son muchos los fieles de Madrid y de otros lugares que vienen a implorar del Santo Niño remedio para las diversas situaciones por las que pasan. Esta devoción se centra, por tanto, en la persona misma de Jesucristo, quien, en su vida pública, estuvo siempre rodeado de personas que solicitaban su ayuda para todo tipo de necesidades.

Historia


Fue, sin duda, el pueblo de Madrid quien "elevó a los altares" esta imagen del Santo Niño del Remedio. Desconocida hasta aproximadamente el año 1897, pertenecía a una dama distinguida, de la que ignoramos su nombre, que al trasladarse a vivir fuera de España decidió deshacerse y vender sus pertenencias entre las que se encontraba esta talla del Niño Jesús o Niño de la Pasión fechada a finales del siglo XVI o principios del XVII.

Comprada por cien pesetas, D. Pedro Martín Mazarruela la llevó a su casa donde la instaló en la trastienda de un taller de imprenta que poseía en la Costanilla de los Ángeles nº4, calle muy céntrica de Madrid. .

Junto a su mujer y sus dos hijas, todas las tardes al terminar el trabajo, se reunían en una capilla levantada ex profeso en el interior de la casa en honor al "Divino Niño" y allí elevaban sus oraciones pidiendo al buen Dios por todas sus intenciones y necesidades.

Muy pronto en el vecindario se corrió la voz de la existencia de esta imagen, que a decir por sus dueños y más tarde por quienes la visitaban era milagroso y respondía solícito a remediar todos los males. La afluencia iba en aumento. Don Pedro ayudado por un matrimonio que había recibido muchos favores a través del Niño costearon la ampliación de la capilla ya existente. Entre los devotos que acudieron a la humilde casa de la familia Mazarruela cabe destacar la presencia que un día y de incógnito hizo la reina Mª Cristina, madre de Alfonso XIII, pidiendo al Santo Niño la protección de su hijo. Esto trajo, no cave duda, un aumento de la devoción del pueblo de Madrid hacia la sagrada imagen.

Don Pedro, su familia y el capellán de una iglesia cercana, Santa Catalina de los Donados (capilla donde hoy se encuentra expuesta al público la imagen del Santo Niño); piensan en ponerle un a la talla, pues aún no lo tenía. Y echándolo a suertes, no sin antes haber celebrado una misa pidiendo ayuda al cielo, lo eligen entre los nombres de Niño de la Esperanza, del Perdón, del Consuelo y del Remedio. Hay que señalar que repetida dos veces la elección, la providencia quiso que en ambas ocasiones saliera este último. Desde entonces se conoce a esta imagen con el nombre del Santo Niño del Remedio.

Inmediatamente se fundó una congregación, se escribieron una novena, un triduo y la famosa oración que todavía hoy se reza al Santo Niño. Se vio, entonces, la necesidad de buscarle un lugar de culto; y mientras se encontraba la capilla definitiva se trasladó a la Iglesia de Santa Cruz en la calle de Atocha. En 1917 se lleva en procesión a su nuevo y definitivo oratorio situado en la calle de los Donados nº6. Desde ese momento y hasta nuestros días han sido y son numerosos los fieles que se acercan a venerar la imagen del Santo Niño del Remedio.

No podemos ocultar que la talla ha sufrido varias restauraciones; y que a lo largo de los siglos la imagen haya sido retocada por distintas manos que dejaron su huella. Sabemos que en el siglo XVIII la cabeza fue cortada para introducirle unos ojos de cristal según la moda de entonces. En épocas posteriores se le agasajó con joyas o se le pusieron pestañas postizas. En la última restauración hubo que reconstruirle el pie derecho que había desaparecido prácticamente por tantos besos de los devotos. Hoy lo cubre un zapatito de plata impidiendo así el deterioro.

Santo Niño del Remedio, Niño de la Pasión con el rostro triste comprendiendo el fin que le depara; sujetando la cruz en la mano no huye de su destino, sino que caminando da un paso al frente en actitud pronta para redimir al hombre.

Imagen amada en Madrid. Todos los días acuden cientos de devotos a compartir con él los secretos de sus corazones; y donde todos los días 13 de cada mes el número de gente se multiplica para poder besarlo ya que desciende del camarín para estar al alcance de todos.

El 29 de enero de 1993 el Oratorio del Santo Niño del Remedio fue adscrito a la Acción Católica General de Madrid. Así lo quiso el entonces cardenal Don Angel Suquía, quien viendo la gran devoción que el pueblo de Madrid profesa al Santo Niño, nombró al consililario de la A.C. rector de la capilla con el propósito de favorecer una más intensa formación cristiana a los fieles que por allí pasan todos los días.



Localización


Oratorio del Santo Niño del Remedio
C/ Donados 6
Madrid 28013
Telf. 91 542 61 12; Fax 91 522 22 67